Fundado en 1984, Argos nació a partir de la iniciativa de un asegurador bearnés, Bernard Sala, que en ese momento dirigía la filial de una importante compañía de seguros en los Pirineos Atlánticos. Fue en esa época que fue a España y a Portugal para recuperar unos coches robados en Francia, Y allí, se dio cuenta de que muchos vehículos no eran repatriados simplemente porque no pudieron ser identificados.

De hecho, crearon un archivo informático de vehículos robados, alimentado por los aseguradores, y efectuaron interconexiones con diferentes archivos tales como los de los depósitos judiciales de vehículos, los coches desguazados, etc. ; con el fin de cruzar diferentes informaciones en relación con esos vehículos.

En mayo 1997, GIE ARGOS decide ampliar su actividad creando un departamento específico dedicado a los objetos alimentando la base FIBAR (Fichero informático de los Bienes Asegurados Buscados). Como siempre el objetivo es cruzar datos de «  siniestros » alimentados por las compañías de seguros afiliadas y las « investigaciones » reseñadas por los técnicos ARGOS, pero también por los poderes públicos.